sábado, 28 de junio de 2008

Te odio

Haría que derramases lágrimas de sangre por no poder alcanzar mis labios, haría trizas tu corazón diciéndote que te odio, que lo peor que me ha sucedido en la vida ha sido conocerte. Te partiría el alma en dos, sin dejarte vivir, lanzándote enfurecidas miradas que te produzcan escalofríos. Descuartizaría el mas mínimo sentimiento que puedo haber entre tu cuerpo y el mio.
Lanzaría desgarradores gritos que harían retumbar tus tímpanos y no te dejasen dormir, y si pudiese volverme invisible, posaría mis heladas manos sobre tu cuerpo y te asfixiaría lentamente, contando cada segundo que se te resiste el aire.
Quisiera ver como te retuerces de dolor, encorvado sobre ti mismo cuando me veas abrazando a otro. Quisiera verte pidiendo a gritos entre sollozo y sollozo que te quiera con locura, verte arañar el aire porque no puedes tenerme entre tus brazos. Atravesaría tu corazón con puñales de acero, para que las cicatrices te hagan recordarme con amargura.
Te odio desesperadamente, tan desesperadamente como te quiero, y deseo tenerte para siempre pegado a mi piel. Te odio porque no se ya que hacer para que me quieras, y te quiero porque ya no se que hacer para que me odies.

18 comentarios:

Bea dijo...

Me encanta la última parte. Expresa esa ambigüedad que a veces se siente con tanta desesperación.
Decididamente seguiré pasando por aquí.
Un lujo leerte. Besos

Felito d`lira dijo...

querida amiga tan solo de doy una recomendacion.
el odio tan solo vale para fortalecer al odiado.

besos.

Utopía dijo...

Cuántas veces he sentido yo eso mismo por una persona...
Supongo que del amor al odio sólo hay un paso y muchas veces incluso son dos sentimientos que se complementan^^.

Un beso muuuuuy grande!

El Mamarracho dijo...

A veces el odio da miedo, pero también "sana" de ese sentimiento de desespero por no saber qué rayos hacer... Yo no pido que ella me odie (ni me gustaría tampoco) pero si me encantaría ver su regreso desesperada a mis brazos nuevamente... A veces uno se auto-odia por no saber qué coño hacer para dejar de querer a ese ser que lástima tanto con esa ausencia que nos acompaña día tras día..

Animo, pronto saldrá el sol!

=)

hawwah dijo...

complicada ambivalencia....

un besito

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Totalmente deacuerdo con Felito D`lira, pero en fondo creo que tu odio es muy pero que muy pasajero.. nada serio!! un abrazo

La implosion en Venezuela dijo...

Vaya thriller...falto un poco de odio ya que tiene demasiado rencor...No hay que vivir con rencor..pero esa fantasía la llevasteis a la realidad...en hora buena.

Unaco

La aspirante dijo...

Qué difícil es amar cuando él no te ama... y qué difícil es no odiarlo. Imposible separar esos sentimientos cuando se dan las circunstancias que se dan.

Te comprendo, te compadezco y te envidio por poder odiarlo con esa intensidad. Yo no llego ni a eso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Te han dicho que algnas veces das miedo?
jajajaja Saludos

Naveganterojo dijo...

"Del amor al odio solo hay un paso",y es un paso tan corto que a veces incluso amamos odiando y odiamos amando.
Aunque para ser positivos,siempre he pensado y una vez he comprobado,que el amor es mas fuerte que el odio.
Un saludito desde el mar del amor

La aspirante dijo...

¡Hay un premio para ti! Pásate por mi blog y recógelo.

Besos

Esther dijo...

Está muy bien que saques lo que llevas dentro.. te hará sentir mejor.. Besos

hawkeye dijo...

Dicen que la línea que separa el amor del odio es tan sumamente delgada, que se puede ir traspasando continuamente sin darnos cuenta... Besos

Sweety Muflyta dijo...

Hay que decir, que en cuestión del amor, el odio y el querer se dan la mano, claro que el odio es un sentimiento que descarga al herido, pasará, y olvidarás y luego, si algún día una pequeña luz ilumina esos recuerdos, te reirás pensando en todo el tiempo que desperdiciaste por él, hasta el tiempo que pasaste odiandole.

Un beso wapa. Seguiré posteando pese a mi ajetreado verano.

kaO¡ dijo...

Puede que el amor i el odio sean la misma cosa, que muestran diferentes caras. De una a la otra resta bien poco, para ti i para él. Odiale mucho, pero si partes su corazÓn lo harás también con el tuyo. Mejor quiérele, aunque él no sea capaZ de darse cuenta.. estarás más cerca: de tenerle, de olvidarlo o de la indiferencia.

Un beso grande

Sara Gabriela dijo...

Me encantó y hasta me sentí algo identificada por lo que estoy pasando en estos momentos... Aunque todavía no logro odiarlo tanto, por supuesto me encantaría que regresara corriendo para pedirme que lo quiera otra vez, aunque no serviría de mucho, porque nunca he dejado de quererlo.
Excelente lectura en este blog.
Un saludooo!

la niña que hay en mí dijo...

Escribes muy bien, no se me ocurre mejor manera de expresar esa mezcla de sentimientos contradictorios q es amar cuando no te aman como tu necesitas que lo hagan. Yo estoy en el mismo punto, hay millones de personas en este mismo punto. Se han escrito rios y rios de tinta con el desamor por título. Suerte con ese chico y, sobre too, suerte para ti, para que tengas el valor de cerrar una puerta cuando lo que quiera entrar en ella te haga daño. Un besote muy grande!!!

Baby_Princess dijo...

Wuau me enkanta es super! bye